a

Fallece Justo San Emeterio, estandarte de la ACP durante los años 80

30/05/14 | Noticias ACP

Justo San Emeterio, el tercero en la foto superior, en un acto junto al exgerente de la Asociación y junto a otros presidentes generales de la ACP.

Su vida discurrió entre el norte y el sur; fue un viaje desde las verdes praderas cántabras a las infinitas playas de la Costa del Sol. Justo San Emeterio Arráiz (Santander, 1930 – Málaga, 2014), expresidente de la ACP y jugador de fútbol profesional falleció el jueves 29 de mayo a los 84 años de edad. Murió en Málaga, la tierra de la que se enamoró cuando en 1952 llegó por primera vez para jugar en el Málaga CF (llamado CD Málaga en esas fechas). Tras un paso efímero por el club blanquiazul, en el que consiguió tres goles, volvió a su tierra para disfrutar de su gran pasión: el fútbol. Allí jugó dos años más en el Racing de Santander.

San Emeterio, químico de formación, no olvidó las tierras malagueñas y cuando dejó su carrera como futbolista profesional decidió volver a la calidez de la Costa del Sol. Aquí nacieron cuatro de sus ocho hijos. Después de dar por finalizada su carrera en la élite deportiva, comienza a trabajar con su suegro. Los primeros pasos de su nueva vida fueron construyendo viviendas en Nuevo San Andrés hasta que, años más tarde, decide crear su propia empresa promotora junto a su hermano. La llamó Lares de Andalucía.

La empresa fue una de las más importantes de la época en cuanto a la promoción inmobiliaria. De forma paralela ejerció como delegado en Málaga de la aseguradora Metrópolis, muy ligada a la construcción a través del seguro obligatorio para trabajadores de la construcción. Siempre mostró una personalidad firme, mirando con optimismo el futuro y embarcándose en proyectos empresariales vinculados al sector promotor.

Justo San Emeterio viste del CD Málaga. Foto: amigosmalaguistas.com

Justo San Emeterio viste del CD Málaga. Foto: amigosmalaguistas.com

Desde el primer momento en el que decidió vincular su actividad a la promoción inmobiliara, tomó la decisión de formar parte de la ACP. Se mostró muy involucrado en lo que para él era “su asociación”. En 1984 accedió al cargo de presidente de los promotores y, en 1986, se hizo cargo de la presidencia general de la Asociación. Durante la etapa de San Emeterio en la ACP, la institución experimentó un gran auge, hasta convertirse en una referencia asociativa a todos los niveles.

Entre los grandes logros de esta etapa al frente de la ACP se encuentra conseguir que Málaga fuera elegida como sede del Congreso de la Unión Europea de Constructores de Edificios (UECL). El evento acogió a más de 250 empresarios de 12 nacionalidades y convirtió a la ciudad en centro neurálgico del buen hacer promotor.

Saben los que lo conocen que nunca se daba por vencido y que disfrutaba en compañía de sus amigos. Muchos de ellos aún saborean las fabadas que organizaba junto a su mujer, Geli, también fallecida recientemente, en su casa de Torremolinos. En su hogar nunca faltó el cariño y el buen ambiente. En estos momentos, cuando estaba rodeado de sus amigos más cercanos, se lanzaba a deleitar a su entorno con otra de sus pasiones: cantar jotas.

Las navidades de 2013 fueron las primeras en las que San Emeterio no pudo asistir a la cena de hermandad de la Asociación de Constructores y Promotores con motivo de su enfermedad. Su sonrisa, sin embargo, siempre estuvo presente: los grandes momentos que dejó no se olvidan.

¡Gracias, Justo. Te echaremos de menos!

tecnico_appsur

tecnico_appsur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *